miércoles, 29 de septiembre de 2010

Aunque te sientes despierta, naufragas en mitad de una larga pesadilla, pero no reunes las fuerzas necesarias para luchar contra el acaramelado tintineo de las palabras vacías que pronuncia en los días de calma ficticia, y un día más recorres el sendero embarrado por tus miedos y sus excusas.

1 comentario:

  1. No sé de quién será, pero me parece delicioso. Y vivo.

    ResponderEliminar