martes, 12 de octubre de 2010

Vivir de espaldas

Nuestra cara no siempre nos acompaña. A veces se retrasa y otras nos hace burla a nuestras espaldas, pero la mía no refleja nunca lo que realmente pienso. Algunos me admiran por ello, pero yo lo deploro. Preferiría no tener cara a ser traicionado por ella una y otra vez.

Heartguitar

4 comentarios:

  1. papelylápiz12/10/10 19:58

    Seguro que eso lo admiran más los que juegan al póker, y los políticos que no resuelven pero viven de su posición, y algunos altos cargos de cualquier estamento civil o religioso, en fin...

    ResponderEliminar
  2. El desacuerdo entre la expresión y el carácter. A veces viene bien, para no mostrar los sentimientos, aunque otras te puede perjudicar y mucho. Te tacharían de persona voluble, poco noble o de "no fiar". Está muy bien expresado, pero habla con tu cara lo antes posible y tal vez.... dale más protagonísmo, igual está celosa.

    ResponderEliminar
  3. @veintiuno
    Vale pero ¿Y si me llaman caradura?

    ResponderEliminar
  4. @josé javier
    Es un riesgo que tienes que correr. Siempre que estés de acuerdo con el cambio. Aunque esa decisión es solo del dueño de esa cara.

    ResponderEliminar