lunes, 27 de septiembre de 2010

Horror amor error

Miedo. Tengo miedo. No, no es la noche. Ni la tormenta. Tampoco la soledad. No, no es la falta de luz (se ha ido con el último rayo) ni son los ruidos desconocidos que se adelantan a los truenos. No. Las leyendas de fantasmas de este pueblo no me asustan. No. Sólo trato de distinguir en la oscuridad del aire de esta casa solitaria el sonido de una moto. La tonta de mi hermana te ha dicho donde estoy y ahora yo ya no... porque si sabes donde estoy... tú...

mirina


10 comentarios:

  1. Mi madre solía decírmelo. Debes temer más a los vivos que a los muertos. Y tenía razón. Tu lo expresas mucho mejor.

    ResponderEliminar
  2. @josé javierGracias, josé javier. Y es verdad, no hay peores terrores que los del mundo real.

    ResponderEliminar
  3. Que terrible debe de ser tener convivir con el miedo!!!

    ResponderEliminar
  4. Miedo del real aparte de la introducción perfecta para que empiece el flashback. Me gusta.

    ResponderEliminar
  5. @margaEn muchos aspectos, vas dejando de ser. Gracias, marga, por leer.

    ResponderEliminar
  6. @EunucoGracias muchas, eunuco.

    ResponderEliminar
  7. El vivir con miedo es un sin vivir, no hay duda. Esa angustia que nos encoge por dentro, ese no saber que hacer, donde ir, a quien acudir. Esa soledad que hace que lo temido llegue en cualquier momento, pero que a su vez hace que a lo que temes no haya llegado aun.... Creo que esta noche me costará dormir un poco más ja,ja,ja

    ResponderEliminar
  8. veintiuno28/9/10 19:00

    El miedo a lo perfectamente reconocible. El recuerdo del dolor, la angustia tiene nombre y apellidos. Mirina.... como siempre.

    ResponderEliminar
  9. @cormoranEspero no haberte "inducido" a pesadillas aquella noche, jajaja.

    ResponderEliminar
  10. @veintiunoComo siempre, veintiuno, un honor ser leída por usted.

    ResponderEliminar