jueves, 23 de septiembre de 2010

Luna llena

Hoy hace un año. Hay luna. Como entonces. Y yo vuelvo a ti por los caminos del mar. Me enredo en la arena. Espío a los peces. Me acerco. Te acaricio. Sólo tu silencio me recibe. Sé que no puedo esperar más. Insisto. Miras a cualquier parte. Como si no me vieras. ¡No me ves! Perdona, a veces olvido la sensación del agua entrando en mis pulmones.

mirina


16 comentarios:

  1. "a veces olvido la sensación del agua entrando en mis pulmones."

    Qué cosa da.

    ResponderEliminar
  2. Me resulta lunático y erótico, ergo ideal.

    ResponderEliminar
  3. @EunucoGracias, caballero.

    ResponderEliminar
  4. @Pollokongrio02Sí, morir por fuego o agua, debe ser terrible. Gracias por leer, Pollokongrio.

    ResponderEliminar
  5. ¡Éste es de los míos! Fantástico, emocionante, romántico... ¡Y que a un submarinista no se le haya ocurrido un relato parecido! No tengo perdón... Felicidades.

    ResponderEliminar
  6. A mi también me ha gustado, termina con sensación de asfixia.

    ResponderEliminar
  7. @HankBueno, hank, tengo que confesarte dos secretos: uno, llevo desde el 1 de agosto leyendo los mr de... llamémosle estilo negro, que escribe un maestro que firma con un 66 al lado, tal vez... se me pegó algo. Dos, yo también buceo. Muchísimas gracias, es un honor que le guste a alguien tan "duro" como tú, ;)

    ResponderEliminar
  8. @margaGracias, marga, si te ha dado esa sensación, ha valido la pena estar hoy con sueño.

    ResponderEliminar
  9. ¡Qué bueno mirina! La luna llena la expulsa del mar que ahogó sus pulmones, para que pueda respirar el amor...

    ResponderEliminar
  10. @Sara LewGracias saryle, tu comentario es pura poesía.

    ResponderEliminar
  11. Tagore12323/9/10 12:00

    Mirina gracias por este mr. Es fantástico. Me imagino no solo al ahogado/a. (El sexo no se conoce, ni falta que le hace). Pero me imagino también a la otra persona que vuelve un año después a esperar a su amor en el mar donde le perdió. Qué de sensaciones y sentimientos. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  12. Muchas gracias a ti, tagore, por tu lectura y por un comentario tan expresivo. Y por hacerme ver algo en lo que no me había fijado: ¡los personajes no tienen sexo/género! y la otra persona también está allí, ¡aunque yo no haya pensado en ella! (si cuando digo que estos mr tienen vida propia...). Gracias otra vez, :)

    ResponderEliminar
  13. veintiuno23/9/10 16:34

    Mirina, está todo dicho. He disfrutado mucho leyendo este relato, imaginando, pensando. Si me permites, la última frase contrasta con el resto, no en la historia, si en su forma. Es muy bueno... sería excelente.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. @veintiunoGracias veintiuno. Tienes razón, se podría buscar una frase mejor para el final, si, pero yo seguiría manteniendo un cierto contraste en la forma, es lo que permite que las palabras no sean tan explícitas y que el mr no sea excesivamente dulce, me parece que no debe serlo, porque la situación es dura.

    ResponderEliminar
  15. Mirina, siento la tardanza en contestar. Lo leí hace días y es de los míos. Aun tengo la sal en los labios cada vez que lo leo, y a pesar de la escena tan dura, consigues crear una gran felicidad y esperanza de un futuro encuentro. El amor eterno. Gracias

    ResponderEliminar
  16. @cormoranGracias a ti, cormo, y por favor no te disculpes, que yo entiendo todo esto como un placer, no como una obligación. Y un comentario tuyo, siempre es un placer. Venga cuando venga y de la forma que venga, ;)

    ResponderEliminar