martes, 21 de septiembre de 2010

Un comienzo

Se acabó. Están desmontando los restos del verano y llevándoselo a pedacitos a dormir los sueños que sea que duerman los veranos en las largas, oscuras, frías horas brumosas que empiezan hoy. Hay quien, como los buzos, resisten y salen, total el agua siempre moja por más que vean menos. Otros, los turistas, se pintan su sol en una pinta y siguen bebiéndose su verano de mentira. Yo… yo tendré que aprender a recordar, otra vez, cómo se vivía en la soledad de las horas quietas.

mirina


8 comentarios:

  1. Perfecto. Oportuno, íntimo y general. Escrito desde tu balcón.

    ResponderEliminar
  2. veintiuno21/9/10 14:21

    La pausa entre los dos "yo", le da un carácter de tensión a una situación que no se puede evitar y se avecinan días difíciles. Muy bueno, mirina.

    ResponderEliminar
  3. Tagore12321/9/10 19:03

    Que bueno Mirina. Me ha gustado lo intimista y lo bonito. Enhorabuena

    ResponderEliminar
  4. @josé javierBueno, yo respondí hace unas horas a tu mensaje, pero parece que el 280 se lo tragó. Decía... vamos a ver decía... gracias, josé javier por tu lectura y tienes razón, hoy he visto al chiringuito de verano, calle abajo, a lomos de un camión. Bueno, espero que esta ve, no se pierda.

    ResponderEliminar
  5. @veintiunoGracias, veintiuno, por tu lectura y tu opinión. Aunque también creo que ya te contesté antes, y al parecer, ¡fiuuu!, voló.

    ResponderEliminar
  6. @Tagore123
    Muchas gracias por tu lectura, tagore123.

    ResponderEliminar
  7. Qué linda es la nostalgia cuando está contada con pulso poético. Me apropio de tu sentimiento y me preparo también para la caída otoñal. Precioso costumbrismo, chapeau.

    ResponderEliminar