domingo, 17 de octubre de 2010

certeza (21)

Dicen que rápida, es la mejor opción para morir.
Yo te mostraré el dolor real, asido desde la certidumbre de la propia muerte.
A partir de ahora serás una sombra que nunca ha existido, con todas las metas sin cumplir. Ya no tendrás que preocuparte de un simple resfriado. Miles de esfuerzos diarios sin final. Es tiempo de pensar quién abrigará a tu esposa esta noche... mañana, dentro de diez años. ¡Tú, no!.
Le dejó respirar unos segundos y apoyando el cañón en la sien, le disparó a bocajarro.

10 comentarios:

  1. muy muy bestia... pero es de lo que se trata, pese a la tortura todavía habrá que reconocerle el ánimo piadoso por elegir el sistema más rápido y menos doloroso. Me gusta.

    ResponderEliminar
  2. damadeltablero17/10/10 14:07

    Uf...duele. Me gusta mucho. Un asesino que domina la pistola y las palabras para producir dolor. Un dolor tan intenso que aniquila. Muy bueno, 21.

    ResponderEliminar
  3. @juanxxi
    Gracias, Juan. Me sentí tentado a darle otra vuelta, aunque finalmente tampoco quise ser más cruel.

    ResponderEliminar
  4. @damadeltablero
    Queria matarlo antes de disparar. Obviamente, nunca he estado muerto, pero que sucederá en nuestra cabeza cuando sabemos que vamos a terminar con todo y los últimos pensamientos son de terror y de aniquilación total de nuestro yo y su entorno. Gracias, dama.

    ResponderEliminar
  5. Fuerte y contundente. Muy bueno, veintiuno.

    ResponderEliminar
  6. papelylápiz17/10/10 22:19

    Creo que es un texto con mucha fuerza. Pero no me gusta de forma aislada, lo siento. Yo necesito ver una razón en la historia, quizá en una historia que ocupa algo más que 500 caracteres (o bien intentar darle una vuelta para que haya un punto de partida y luego abreviar el texto de la tortura, no queda otra)

    ResponderEliminar
  7. Como complemento a lo que dicen mis compañeros comentaristas, me parece que el tema de la muerte
    casi siempre,literariamente, da mucho juego. Y me parece que la vía indirecta de otra muerte, que no es la nuestra, es muy eficaz para hacernos ver de soslayo, lo terrible que, en todo caso, será también la nuestra. Muy logrado Veintiuno.

    ResponderEliminar
  8. @papelylápiz
    Obviamente, falta sitio para explicar ambas cosas a la vez, yo me he centrado en el desenlace, el lector puede aderezar el origen como mejor guste, como en cualquier otro relato.

    ResponderEliminar
  9. @gabrielpalafox
    La muerte, algo común para todos los mortales. Es una búsqueda en si para todos. He intentado desmenuzar la diferencia entre una muerte explícita y directa en oposición a cualquier otra variante más natural o esperada. Implicar a los lectores en lo que dejamos, no haremos y mirar de frente sin ningún tipo de complejos a un trance que nos iguala a todos en nuestro final.

    ResponderEliminar
  10. Supongo que si se escriben microrrelatos es inevitable tratar el tema de la muerte. Después de todo, es un micro-acontecimiento ¿No? Ocupa poco tiempo y tiene enormes consecuencias (o una enorme ausencia de consecuencias)

    ResponderEliminar