viernes, 29 de octubre de 2010

El acuerdo

Solo veo dos caminos. O colabora y nos facilita la información, en cuyo caso este expediente desaparecerá del cajón, o bien se niega y el que desaparece es su marido que ahora mismo está en este edificio retenido. Sonrió. Poco después abandonaba el edificio saboreando una manzana y con el expediente bajo el brazo. Del marido nunca más se supo. Es lo que tienen las crisis matrimoniales

cormoran


2 comentarios:

  1. papelylápiz29/10/10 20:50

    Una historia que atrapa. Pero en alguna frase me pierdo en identificar quién es el sujeto de la acción :-)

    ResponderEliminar
  2. En un momento me acordé de una escena de Matrix, entre el agente Smith y Neo, y lo intenté adaptar a algo más cotidiano, donde la mujer, más que verse acorralada, le ponen en bandeja el deshacerse de su marido. Ocasiones que solo las mujeres tienen la inteligencia de aprovechar

    ResponderEliminar