viernes, 15 de octubre de 2010

Espacios muertos

Me gustan las casas con recovecos porque me escoden en sus infinitos laberintos de sombras, me cuentan sus olvidos, me muestran sus pasos perdidos o me convierten en un rincón sellado donde puedo soñar que los mundos no son todos iguales, ni todas las palabras se quedan vacías y que tal vez alguien, algún día, podrá todavía rescatarme.

mirina


7 comentarios:

  1. Dicen que los buenos escritores son aquellos que son capaces de crear un mundo cerrado, un universo que ya tendrá vida propia. Y el lector podrá sumergirse en él y enriquecerse con otro espacio y otro tiempo vital. A mí estos espacios, más que muertos me parecen muy vitales y llenos de resonancias, donde a uno le gustaría perderse hasta hacerse tan sabio que pudiera rescatarte.

    ResponderEliminar
  2. Conoció cada rincón de aquella casa, con sus grietas y desconchones que le hablaron de luchas y batallas de supervivencia. También tropezó con alguna pintura esporádica de trazos infantiles creando mundos que solo los niños alcanzan a crear. Se elevó por lámparas que alumbraron momentos amargos y dulces, rozó fotos de tiempos pasados, siempre felices. Un buen día una corriente la llevó a otros mundos, abiertos, casi infinitos. Sucumbió con la primera lluvia quedando enterrada entre rosales.

    ResponderEliminar
  3. No sé cómo responderte, gabrielpalafox, he probado y no sé, sólo sé que has escrito debajo de un texto mío algo muy hermoso, hermoso hasta las lágrimas, tan hermoso, que me duele no estar a la altura para poder agradecer y responderte.

    ResponderEliminar
  4. @cormoranNo es un mal final terminar convertida en abono para rosas después de haber conocido el cielo, ¿no?, poéticamente es perfecto. ¿Qué tal, cormo? Gracias por esta continuación, veo que cada vez, te salen mejor, no pares, :)

    ResponderEliminar
  5. @mirina
    Como diría Siniestro Total en su canción.... Quienes somos, de donde venimos y a donde vamos.¿Acaso estamos seguros de no ser abono de algo en este momento? Ja,ja,ja

    ResponderEliminar
  6. papelylápiz16/10/10 20:44

    Mirina, no sé qué ocurrió, pero había introducido un comentario que ahora no veo. Debí rematar mal su publicación. Así que repito, más o menos: me pareció un relato que rezuma extrema sensibilidad y que está excepcionalmente rematado. Enhorabuena y gracias por tu regalo.

    ResponderEliminar
  7. "Made in Mirina". Creo que con esto sería suficiente para verter un comentario sobre este mr. Aunque me apetece decir algo más, como que ese espacio no tiene nada de muerto. Esta lleno de vida, de esa que se susurra, de una intimidad y sensibilidad que necesita media luz y un silencio para contemplar el alma abierta en canal, buscando el alimento que le ayude a seguir adelante. Me recuerda a cuando nos escondemos ante la necesidad de ser encontrados. Gracias Mirina.

    ResponderEliminar