domingo, 31 de octubre de 2010

PODEROSA IMAGINACIÓN

K jugaba sobre el gran puente de piedra que cruzaba el Moldava. Sabía del poder de su imaginación porque estaba convencido de haber provocado, con su deseo de que desaparecieran, la muerte de sus hermanos Georg y Heinrich. Jugaba con un escarabajo de coraza irisada al que volvía de espaldas continuamente para obligarle a patalear en busca de recuperar su posición y poder escapar.
-Deja de patalear, no seas necio; imagínate que eres una mariposa y vuela.

juanxxi


3 comentarios:

  1. Poderoso relato, Juan. Con una exquisita ambientación y un mensaje esperanzador.

    ResponderEliminar
  2. Me gusta la autenticidad que da al relato el que los personajes y el paisaje tengan nombre propio. Saludos, juanxxi.

    ResponderEliminar
  3. papelylápiz1/11/10 17:09

    ¡Pobre K, tan a punto de volar para darle una nueva lección al escarabajo!. Me gustó, Juanxxi

    ResponderEliminar