domingo, 10 de octubre de 2010

Puente tentador

Fué un día tan duro que ante el PUENTE le asustó una idea que se coló de contrabando en su imaginación. Aparca tan deprisa que ignora su costumbre de dejar las ruedas alineadas y en el ascensor se afloja la corbata. Se le escapa un suspiro incontrolado al cerrar la puerta, besa a Isabel en la cocina y sin quitarse los zapatos se acerca suavemente a la cuna donde duerme con la boca abierta Héctor.
Le mira intensamente, con el índice recorre su cara plácida y susurra:-"Si no fuera por tí..."
Albada

9 comentarios:

  1. Real como la vida misma. Los niños vienen al mundo a veces a recordarnos, cosas que hemos olvidado. Son el testigo vivo que hubo un tiempo que dos personas unieron algo más que sus cuerpos. Me gusta y la frase que incluye: "idea que se coló de contrabando", me encanta.

    ResponderEliminar
  2. Gracias 21.
    La tentación del puente cuando todo parece a punto de reventar por los aires es la placidez del hijo lo que hace de contrapunto o de contrapeso a la desesperanza del personaje

    ResponderEliminar
  3. Hermoso relato, Albada. Ellos tiran del cordón que nos sujeta cuando estamos a punto de caer al vacío.

    ResponderEliminar
  4. Gracias Sara.Bien cierto que tiran del cordón de la vida.Con su escaso peso cúanto pesan para aferrarnos al suelo

    ResponderEliminar
  5. Albada, en mi modesta opinión, has crecido, y sigues creciendo, como escritora a pasos agigantados. No me canso de leer tu relato.

    ResponderEliminar
  6. La inocencia y desvalimiento del niño efectivamente es el contrapunto a la vida materialista/egoísta de nuestro tiempo. Y ellos todavía vienen y no preguntan cual es su sitio, sino que lo encuentran conmoviendo a las personas cercanas, como en tu personaje. Literariamente son una fuente inagotable

    ResponderEliminar
  7. A mí la última frase me resulta muuuuuy contundente, y por eso creo leer más allá de lo que dice ¿no?: no está hablando tanto de la importancia del peque como del cansancio de su vida rutinaria, su desidia, su hastío de pareja... Lo mismo me he pasao... (Y el "Fue" y el "ti" son sin acento, sorry)

    ResponderEliminar
  8. papelylápiz10/10/10 22:31

    ¡Verás cuando el peque llegue a la adolescencia!. El personaje se acordará de esa famosa frase: "Los nietos son el regalo que Dios te da por no haber matado a los hijos", jajaja.
    Vale, bromas aparte: ME HA GUSTADO.

    ResponderEliminar
  9. Juan xxi.Gracias, los acentos a veces se amotinan.El protagonista, como bien dices está cansado de demasiadas cosas, de un sumatorio por entre el no sabe ya ni posicionarse.
    Papelylápiz y gabrielpalafox: Gracias de veras.

    ResponderEliminar