viernes, 1 de octubre de 2010

Sinceridad

El empleado de la gasolinera se inclinó y me pinchó una rueda con un destornillador ¿Está usted loco? Le pregunté. “No me gusta usted” me respondió. ¿Por qué? “No me gustan aquellos a los que no conozco”

Heartguitar

4 comentarios:

  1. Supongo que después habría una buen ensalada de hostias, más que nada para darse a conocer al pérfido gasolinero, ¿no?

    ResponderEliminar
  2. Tagore1231/10/10 10:39

    a VER, vamos a ser positivos. La siguente vez que volviera a la gasolinera, ya le conocería y no le rajaría las ruedas. ¿no? A no ser que fuese un psicópata compulsivo con alzheimer. Entonces la cosa ya si prometería algo mas de acción Hank. Me gusta Heartguitar

    ResponderEliminar
  3. cormoran2/10/10 0:54

    Menos mal que trabajaba de gasolinero y no era médico!!!!

    ResponderEliminar
  4. @Hank

    Bueno, quizá unas cuantas microhostias, bien microdescritas.

    ResponderEliminar