jueves, 7 de octubre de 2010

Sueños de cristal

No sé si ha sido buena idea cruzar al otro lado del espejo. La imagen que se veía en él era simplamente lo que el vaho quería que se viera de mi mismo. No soy más que una idea aproximada, un reflejo desvaído. Pero ahora ya es demasiado tarde para pararse a explicarlo. Ya no hay marcha atrás.


Cronopio


21 comentarios:

  1. Cuentan las leyendas que cruzando el espejo hay un país de hadas, otro de monstruos amarillos y uno de centauros.Yo creo que se parece a la cara oculta de la luna,a la noche de ese planeta donde dicen que el día dura un año, a la sombra perdida o al lugar donde crecen las ideas.

    ResponderEliminar
  2. Destruyo una leyenda que construí caprichosamente mientras piso los cristales rotos. Crucé al otro lado y no me gustó lo que vi, demasiado crudo, demasiado real. Me vuelvo al parapeto, me envuelvo en el vaho de nuevo. Y a esperar otra oportunidad, mientras reconstruyo el espejo.

    ResponderEliminar
  3. Siete años de mala suerte trae romper un espejo, dicen las brujas, pero yo creo que, como todas las cosas, la mala suerte es relativa y siete años dan para reconstruir muchas cosas entre la suave bruma de los vahos, un espacio de calma donde buscar un nuevo camino a lo imposible.

    ResponderEliminar
  4. Reconstruir los destrozos que causó la osadía de creerme el dueño de ambos lados del cristal es una tarea ardua. Hay que recuperar cada pedazo,cada herida y cada desconchón. Mientras me preparo para empezar, asimilo que lo imposible puede asomar incluso a la vuelta de la esquina.

    ResponderEliminar
  5. Claro que no en todas las esquinas ni en cualquier esquina donde la vida gira puede uno mirar a lo extraordinario de frente y luego seguirle el paso. Tan arduo es reconstruir el espejo de la realidad y el de los sueños como saber esperar y encontrar ese imposible tan querido.

    ResponderEliminar
  6. Está decidido. No voy a gastar ni un segundo más recogiendo cristales rotos. Me veo reflejado mil veces en un manojo de sueños y salgo a recorrer esquinas, sombras y rincones. A redescubrir abismos oscuros y bosques encantados.No sé lo que busco.Pero seguro que lo encuentro.

    ResponderEliminar
  7. El buscador de lo imposible deberá sortear el abismo de la derrota y la ciénaga de la rutina, atravesar el temible río de las tristezas eternas para regresar al bosque de los sueños olvidados. Sólo allí, sí aún tiene fuerzas y devora sus últimos temores, descubrirá lo que busca.

    ResponderEliminar
  8. A medida que camino, noto cómo me llama el vacío.No hago caso.Continúo.Trastabillo, me arrastro, doy rodeos, busco un pequeño resquicio entre rocas a un lado del sendero.Me tumbo a descansar.A tientas,reconozco en mi rostro una sonrisa y caigo rendido a los pies de un nuevo sueño

    ResponderEliminar
  9. Que su nuevo sueño lo acaricie, lo proteja, lo guíe, que los senderos del universo mimen sus pasos, que las estrellas le sonrían y la energía que mueve todo lo creado se ponga a su disposición para que esta vez, sí, el buscador sepa que está a punto de encontrar lo que quería.

    ResponderEliminar
  10. Cierro los ojos y me veo a mi mismo en un lugar extrañamente conocido, abrazado a infinitas nubes de cristal.Cuando despierto,sólo tengo dos certezas: que una fina capa de polvo cubre mi cabeza y que he llegado al final del camino (al fondo, si se mira bien, se ve el bosque).

    ResponderEliminar
  11. papelylápiz7/10/10 12:52

    Bueno, Cronopio. A tu manera me animas a pasar al otro lado del espejo, siempre hay que descubrir y descubrise, sin miedo, ¿pasamos juntos y tomamos una cerveza?. Es mi continuación imaginada de tu micro.

    ResponderEliminar
  12. veintiuno7/10/10 12:56

    Ha sido interesantísimo el seguiros a cada uno con vuestro estilo personal. Solo comentar que el esfuerzo ha merecido la pena y podéis estar muy orgullosos los dos. Hacéis un tándem muy divertido y os complementais en el solapar de vuestros estilos.

    ResponderEliminar
  13. Buena continuación, papelylapiz. Gracias. En realidad, se trata de un juego de relatos cruzados que publicamos ayer mirina y yo en eskup, y que nos apetecía compartir también por aquí.

    ResponderEliminar
  14. Juego al que mirina quiso poner punto y final con su The end.
    Al otro lado del espejo se puede compartir una cerveza con papelylápiz.Brindo por ello.
    Al otro lado del espejo no tenemos ni idea de qué puede estar esperándonos.Porque, si se llega , es sin romper ningún cristal.
    Bello ejercicio, felicidades a ambos

    ResponderEliminar
  15. Gracias, albada. "Si se llega es sin romper ningún cristal"...me ha encantado esa frase. Totalmente de acuerdo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Muchas gracias, veintiuno, por la parte que me toca.

    ResponderEliminar
  17. Tagore1237/10/10 16:39

    Y..¿para cuando decis que es esa cerveza a cualquiera de los lados del espejo?

    ResponderEliminar
  18. procopio es procopip capitulo 7,J.M.G

    ResponderEliminar
  19. Sin intentar ofender a nadie:Propiocopio es del capítulo octavo,que no versículo 7º ,de José Maria Garcia,gran comentarista de radio.Amónico no es sinónimo de anárquico.
    Alguien que se llama Anónimo se equivocó de puerta al buscar la entrada de un auditorio.
    ( digo yo que algo así sería lo que sucedió)

    ResponderEliminar