miércoles, 3 de noviembre de 2010

Barriobajera

Te vi venir. Lo recibí de herencia, reconozco la miseria de lejos. No sé por qué no me cambié de acera. Alguna de mis neuronas decidió por mí. Me abordaste con preguntas sin respuestas mientras mirabas, con ojos de perista, mi colgante. -Ni se te ocurra.- No podías imaginar que yo era de tu misma pasta. Me enseñaste la navaja. Como si fuera mi primera vez…Estás en el suelo, boqueando. Es un hecho, lo que aprendes en la infancia, no se olvida. Mi barrio era mejor que el tuyo, chaval.

Damadeltablero


4 comentarios:

  1. Muy bueno, dama, por el tema, el planteamiento y el final (me encantó), enhorabuena.

    ResponderEliminar
  2. Me gusta, Dama. Eres valiente y con determinación. Toda una caja de sorpresas... también hay experiencia vital. De aquella que no se aprende, se vive, se sufre.

    ResponderEliminar
  3. damadeltablero4/11/10 20:58

    @mirina
    Gracias, Mirina. Valoro todas las opiniones, pero agradezco mucho la tuya. Aprovecho para decirte que disfruto con tus micros. Son estupendos.

    ResponderEliminar
  4. @damadeltableroGracias, dama, por leerme.

    ResponderEliminar