miércoles, 24 de noviembre de 2010

El lavadero

Iban cantando. Al lavadero se va cantando. En la palangana llevaban la ropa y el jabón. Y sus manos, enrojecidas por los sabañones. Era una cita tácita. Todos los lunes. Allí,las mujeres hablaban sin tapujos. Ningún hombre las podía oír. Se reían de todos. De los requiebros del jovenzuelo que perseguía a todas las mozas, guapas o feas. Del viejo caballero, del soltero eterno, del cura nuevo…Risas de plata, sobre pieles ajadas. Ellas no lo sabían, pero era una excelente terapia de grupo.

Damadeltablero


2 comentarios:

  1. Bonito micro costumbrista.

    ResponderEliminar
  2. Una buena historia de mujeres, dama, me entran ganas de saber un poco más de ellas.

    ResponderEliminar