jueves, 9 de diciembre de 2010

Amor en equilibrio

Parecía un amor descabellado. Sin embargo, al hada le encantaba la barba del duende y a él, los rizos de ella al viento. Al principio fue difícil, una cuestión de peso los separaba: El duende cargaba con sus apegos, sus saberes y sus años; estaba anclado a la tierra y a las costumbres del bosque. En cambio la joven hada vivía al instante, era tan, tan liviana que podía volar. Superaron el conflicto construyendo su casa en los árboles. Él soltaba algo de lastre y subía; ella hacía planes a su lado y bajaba.

Saryle

13 comentarios:

  1. Precioso, Saryle, mejor dicho, sarylísimo. Ha sido muy agradable leerlo (si quisiéramos ponernos serios, podríamos encontrarle muchas lecturas, pero yo prefiero la magia de la fábula).

    ResponderEliminar
  2. Sara, leerte hace pasar los enfados, hasta los más tontos como el que ahora tengo. Gracias por ello.

    ResponderEliminar
  3. Seré curioso: ¿estaban en gananciales o en separación de bienes?
    Una joya.

    eglon82

    ResponderEliminar
  4. Perdón, esto iba a otro cuento...

    ResponderEliminar
  5. No, es correcto. Se mezclan las páginas...
    Repito, una joya.

    ResponderEliminar
  6. Gracias, me habéis hecho emocionar. Para el cuento me inspiré en una ilustración que hice hace años (es una pintura sobre tela). Podéis verla en mi blog:

    http://microrelatosilustrados.blogspot.com/

    Y por favor, volvamos al ambiente de amor y equilibrio que teníamos. Todo lo demás, sobra.
    Un abrazo a todos.

    ResponderEliminar
  7. Precioso.El amor entre personas tan opuestas parece fácil con tu relato.Gracias por compartirlo

    ResponderEliminar
  8. Lo ideal de las fábulas o cuentos es que todo es posible. La cruda realidad desnuda cualquier ensoñación con su triste traje lógico. Para eso te tenemos a ti, Sara, para llevarnos de la mano de tu escritura o dibujos y abandonarnos a todo lo que no nos atrevemos a soñar despiertos. Me ha gustado mucho.

    ResponderEliminar
  9. damadeltablero9/12/10 21:01

    Fantástico. Fantasía sobre el respeto a la diferencia, comprensión, amor y voluntad de resolver conflictos.
    Comparto tus ganas de convivir en paz.
    Un abrazo, Sara.

    ResponderEliminar
  10. Tagore1239/12/10 21:15

    Me ha encantado Sara. El que dos seres tan distintos encuentren la magia para regir sus vidas en común me parece fantástico. Me gustaría que a todos los niveles se encontra siempre la magia y el equilibrio. Como antes.
    Un abrazo, Sara
    (Ah, me gustan muchísimo tus ilustraciones. ¿te lo había dicho?)

    ResponderEliminar
  11. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  12. Gracias otra vez por vuestros comentarios.
    El equilibrio es difícil de conseguir sin hacer concesiones. Pero con un amor verdadero, todo se logra.
    Como dice 21, en los cuentos todo es posible. Miras una imagen, escribes la primera frase y cuando llegas al final, te asombras del resultado. Es cuando te dejas llevar por las palabras cuando transmites esa magia a los protagonistas del relato. Pero la magia escasea, así que hay que cultivarla día a día...

    ResponderEliminar
  13. Eyyyyy Sara, éste me encantó. Redondo!

    ResponderEliminar