sábado, 11 de diciembre de 2010

Biotecnología

Como todos los años por estas fechas sacó a su clon del contenedor criogénico. En cuanto la helada figura estabilizó sus signos vitales le fueron asignadas las siguientes tareas: acudir a la comida de empresa y demás fiestas de guardar, verificar que la lotería no ha tocado, comprar regalos, recibirlos y cambiarlos, felicitar el año y agradecer su felicitación recíproca. A mediados del mes de enero, exhausto, el clon regresó a su merecido letargo.

Rodia


4 comentarios:

  1. damadeltablero11/12/10 13:43

    ¡Qué bueno! Pediré uno a sus majestades. Muy buen micro, Rodia.

    ResponderEliminar
  2. Buenísimo!! ¿Dónde se consigue uno?

    ResponderEliminar
  3. Origina. Irónico. Divertido. Muy bueno, Rodia

    ResponderEliminar
  4. Todavía están en fase de prueba. El mío, por ejemplo, salió antipático y respondón. Gracias por el interés!

    ResponderEliminar