viernes, 10 de diciembre de 2010

Elìpticas

El dichoso Akatsuki, valorado en más de cien millones, tirado en el espacio infinito. ¿No le pareció Neptuno lo suficientemente interesante? Pasó de largo. Pero no quedará así. Le ordenaré volver. Veamos: la señal tardará 5 años en alcanzarle, tomará una elíptica hacia a Júpiter, y luego llegará a Tierra. Total: 40 años. Lo repararé durante 5 años, lo lanzaré y, 40 años después, descenderá sobre Neptuno. Enviará datos asombrosos, y, en sólo 20 años más de análisis, seré famoso. Después, a vivir.

Synonymous


1 comentario:

  1. Tampoco el autor o autora es Synonymous.

    ResponderEliminar