viernes, 17 de diciembre de 2010

Intimidado

En un arrebato de cordura me atreví a cruzar los límites de tu intimidad, e intimidado por sentir tu cuerpo tan cerca del mío, huí a refugiarme entre la multitud, donde si alguien me roza, es por descuido o por casualidad.

Cronopio


1 comentario:

  1. Muy bueno, Cronopio. Me evoca esa timidez de la adolescencia.

    ResponderEliminar