miércoles, 15 de diciembre de 2010

Nuevos atributos

En su trabajo siempre se sintió ignorada por su aspecto, pero una vez hubo pasado por las oportunas cirugías todo cambió. Su jefe, como buen hombre de negocios, supo sacar partido de su nueva imagen nombrándola jefa de ventas. Ilusionada, acudió a su reunión con los clientes después de haber estudiado y repasado sus argumentos, pero sólo se encontró con miradas indiscretas hacia el hueco de su blusa y sonrisas bobas que asentían sin escuchar. Y volvió a sentirse ignorada por su aspecto.


Saryle


4 comentarios:

  1. damadeltablero15/12/10 22:49

    ¡Qué bien resuelto el micro! Me ha encantado. Un saludo, Sara.

    ResponderEliminar
  2. Estupendo micro. La vida misma.

    ResponderEliminar
  3. Magnifico, Sara. Por exceso y por defecto. Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Gracias Dama. Para escribir el final me basé en lo que nos pasa cuando satisfacemos deseos superfluos, que al cabo de un rato nos sentimos igual de insatisfechos que al principio.
    Gracias Anónimo, así es la vida…
    Y a ti veintiuno también gracias por tus comentarios, que no tienen defectos y jamás son un exceso.
    Un saludo.

    ResponderEliminar