martes, 21 de diciembre de 2010

Una nochebuena

Serafín, era un hombre sencillo. Firmemente arraigado a sus costumbres. Esa tarde, se encontraba especialmente contento. Era nochebuena y el significado de esa fecha, para él y sus amigos, era sinónimo de banquete y posterior charla alrededor del cálido fuego. Solo tenían que esperar a todos los que maldecían la crisis y recoger lo que ellos denominaban basura. Su docena de perros y él, saciaron sus estómagos, eso si, cubiertos por un manto de estrellas, felices de celebrar juntos esa compañía. 21

Blogged with MessageDance using Gmail

4 comentarios:

  1. damadeltablero21/12/10 21:15

    Para reflexionar, para valorar, para sopesar y aprender a apreciar lo que tenemos todos los días del año. Buen micro, 21.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, Dama. De alguna manera tu comentario ha sido una continuación del mr.
    Me han venido a la cabeza todas las celebraciones y excesos propensos en estas fechas. Mesas llenas de comida, como si fuera parte del decorado. Que en muchas de las ocasiones acaban intactas en la basura, como contrapunto a todas las colas que hay en los lugares sociales que si son conscientes de este desequilibrio. Gracias, de nuevo.

    ResponderEliminar
  3. Buen micro para estas fechas, 21. Invita a la reflexión.

    ResponderEliminar
  4. @Sara Lew
    Gracias, Sara. Un saludo y feliz Navidad.

    ResponderEliminar