domingo, 2 de enero de 2011

Autohomenaje IV (a pedido del público)

- Vea padre: llegué por los inescrutables caminos del Señor...
- Bien dicho, hijo
- Les seguí en silencio desde el ciberANONIMato. Me encantaba, pero resistía la tentación...
- Bien hecho, hijo
- Pero mi intención de no recaer en el vicio de escribir con y por amor y placer
- Eso es lujuria, hijo
- se volvió PAPEL MOJADO. Un día cedí y entré en esa casa cálida de almas sensibles mal curadas de utopías.
- ¿Más pecados?
- No conseguí encajar a TAGORE y HAWK en ninguno de los Autohomenajes.

eglon82

Blogged with MessageDance using Gmail

4 comentarios:

  1. Por lo que me toca, eglon, sería si acaso un pecado venial. Gracias.

    ResponderEliminar
  2. ¡Gracias, padre Hawk!
    ;-))

    ResponderEliminar
  3. Tagore1236/1/11 21:49

    Por mi parte Eglon, ´no necesitas perdón alguno. Ni tan siquiera es pecado. Ya me irás encajando en otro mr. Estoy segura. ;-). Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Entonces, ¿es una absolución? ;-))

    ResponderEliminar