lunes, 23 de mayo de 2011

Rebelión

-No, señora, no puedo dejarla pasar. Esto es un asunto de seguridad nacional. No, aquí no se encuentra su hijo. Tampoco su nuera ni su nieto. Váyase, señora. ¿No ha visto las vallas ni los carteles? ¿No ha oído las noticias? Toda la ciudad ha desaparecido. Ha sido talada. Solo quedan los árboles, y se multiplican.


Saryle

Blogged with MessageDance using Gmail | Reply On Twitter

2 comentarios:

  1. G Palafox/Fco Rodríguez Tejedor23/5/11 23:13

    Sara, siempre encuentras cosas interesantes que contar. Algún día se rebelarán los pájaros en sus jaulas, se liberarán los perros de sus correas, gritarán las plantas, rompiendo su silencio de siglos. Y, lo sárboles, se multiplicarán, para cubrir con su fronda, tanta marginación. Y tanto olvido.

    ResponderEliminar
  2. Algún día nosotros nos rebelaremos. Y también nos revelaremos al mundo, para vencer al olvido. Gracias por tu comentario, Francisco. Un abrazo.

    ResponderEliminar