miércoles, 8 de junio de 2011

Federico Sánchez se despidió de nosotros...

Adelanto mis disculpas a quien piense que no es este el lugar, pero creo que el autor (entre otros) de un libro llamado "La escritura o la vida" se merece, justamente aquí, un pequeño homenaje. Semprún, que usó siempre la palabra escrita para esclarecer y nunca para ocultar, para luchar y nunca para encubrir cobardías ni vilezas, fue siempre necesario. Ahora nos toca continuar sin él. Sigamos su ejemplo. Sigamos escribiendo. Nos va en ello la vida.

eglon82

Blogged with MessageDance using Gmail | Reply On Twitter

4 comentarios:

  1. Un bello homenaje a una enorme persona cuyo valor es difícil de valorar.
    Aunque no nos vaya la vida en ello la escritura es una forma de expresión sin límites para gozar de una buena vida.
    Mi respeto por él.

    ResponderEliminar
  2. Papelylápiz8/6/11 22:19

    Me sumo al homenaje, Eglon82
    Gracias por la iniciativa.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Anónimo9/6/11 11:52

    Semprún fué ministro. Su pasado de doliente horror no dejó que el futuro le amenazase la cordura.Bravo por él

    ResponderEliminar
  4. También me uno a tu homenaje, Eglon. Los que resisten y continúan escribiendo verdades, son, para mí, los auténticos maestros.

    ResponderEliminar