domingo, 17 de julio de 2011

Salir en silencio

Con el esquema del remordimiento dibujado en su rostro observó a la musa desnuda más allá del humo, expandido en el aire como un grito silencioso. Pensó en su esperma en el interior de la mujer como cometas estrellados, reptando a ningún lugar, y se sintió aliviado de tener fuerzas para irse en silencio. Apagó el cigarro y se vistió con la idea de dejar una nota pero lo más que se le ocurrió ante el papel fue dibujar un corazón que empezó a sangrar en cuanto cerró la puerta.

Eunuco

Blogged with MessageDance using Gmail | Reply On Twitter

6 comentarios:

  1. Gabriel Palafox17/7/11 21:53

    Imágenes potentes en este micro Eunuco y una viscosidad envolvente e íntima
    que encierra un submundo literario y onírico que a mí me ha gustado mucho.

    ResponderEliminar
  2. El silencio atrapado por pensamientos es el desgarro de lo que nunca puede mostrarse, muerto antes de nacer. Es un texto grande, Eunuco. Me gusta mucho.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. @Gabriel Palafox
    Gracias Gabriel, me cautiva el silencio de la noche que te deja a solas con aquellos pensamientos y temores que logras ocultar durante el día, una intimidad complejísima de posibilidades infinitas.

    ResponderEliminar
  4. @Anónimo
    Me alegro de que te haya gustado anónimo, gracias por el comentario.

    ResponderEliminar
  5. @veintiuno
    Gracias 21, estoy contento de estar de vuelta por aquí reacostumbrándome a leerte. Sin duda el silencio es a veces maliciosamente más elocuente que nuestras propias justificaciones de aquello que tememos reconocer.

    ResponderEliminar