miércoles, 17 de agosto de 2011

Restos de naufragios

Hay realidades que tratamos de ignorar, porque nos sobrecogen.
He ido a visitar mi tía que hoy cumple 100 años.
Estaba en una inmensa sala, ajena a todo, observando la pared con mirada perdida.
Ella que fue una mujer de rompe y rasga, hoy me sonríe como un bebé, sin reconocerme.
Casi todos los ancianos miran una tele enorme. Una tele que unos no oyen, otros no entienden y la mayoría ni siquiera ve.
Son como restos de naufragios, extranjeros en un mundo que no es el suyo, solos consigo mismos, solos...

desasosegada

Blogged with MessageDance using Gmail Reply On Twitter

1 comentario:

  1. Gabriel Palafox19/8/11 11:58

    Qué título tan adecuado Marga, para los que transitan por la zozobra de la vejez última. Y qué verdad la escena de la tele, mostrando escenas de un mundo que ya no entienden y lo que es más doloroso, se desentiende, muchas veces, de ellos.

    ResponderEliminar