sábado, 15 de octubre de 2011

Desahucio

Como absorbido por un intenso remolino, el hombre gira y gira en espiral por el pequeño salón chocándose primero con las paredes, luego con las esquinas de los muebles, con los cactus decorativos de interior, con los brazos del sofá, con la mesita baja de cristal que se le hinca en las rodillas y con el gato que retoza en la alfombra, hasta que desaparece tragado por el turbio agujero formado en el suelo, en el centro de la estancia. Al parecer hace tiempo que no está al corriente en los pagos y el Infrabanco ha procedido a su desalojo.

Saryle

3 comentarios:

  1. Veo que la "maravillosa" situación económica actual ha aguzado el ingenio de varios de los autores de Relatarium. Muy bueno.

    ResponderEliminar
  2. Es inevitable que la realidad actual se cuele en nuestros textos. Gracias Hank.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Francisco rodríguez Tejedor20/10/11 12:02

    Poderosa imagen, Sara, la del desagüe, donde desaparece toda una vida y sus afectos y pertenencias. Dolorosa fotografía de la situación de actual de mucha gente. Me ha encantado. Un abrazo

    ResponderEliminar