miércoles, 29 de febrero de 2012

Isquemia veneciana

En uno de esos fenómenos inexplicables hasta para los más expertos, el mar Adriático ha retrocedido dejando a Venecia alejada de la costa. Los venecianos se frotan de rabia los ojos viendo el sucio fondo de sus canales, repleto de varados esqueletos de góndolas. Un niño recoge monedas entre el fango y una voz lejana y temblorosa emula a Charles Aznavour. Ha empezado a llover. Los vecinos observan cómo cae el aguacero sobre esas sedientas venas esperando, en vano, que alguna góndola se mueva.

country49


5 comentarios:

  1. ¡Bravo! Resulta difícil escribir algo novedoso sobre Venecia. Me ha gustado mucho, sobre todo porque hace unas semanas estuve por allí y me has hecho recordar los canales. Bueno, los canales y el vinito que se gastan por allí, que no es moco de pavo, jejeje. Muy bueno, country.

    ResponderEliminar
  2. Muy buena descripción, me has hecho viajar a una Venecia de un futuro, espero que de ficcióm. Al mismo tiempo me ha producido cierta angustia en pensar que pueda suceder,

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo1/3/12 18:04

    Con el micro he pretendido darle la vuelta "contra natura" al futuro de Venecia, condenada a ser "pasto" de las aguas. Una especie de Plan Moisés llevado a un extremo exagerado. Gracias Andrés y Pilar por vuestra atención y cómo no a tí, ortiguense, por recrear (y completar) la situación de una manera tan brillante que el comentario merece ser considerado un micro independiente.
    Saludos
    country49

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar