lunes, 5 de marzo de 2012

Condición de resiliencia

Hoy también me levanto, amor, para subir a contraviento, supurar mi aliento hasta el fondo de tu pozo baldío, tejer mi retorno contra tus alisios infinitos, saciarme con tus acres trampantojos, mi alforja de tu vacío lastrada.

Hoy también, mi amor, recito el penúltimo mantra.

El mío, el tuyo, si solamente existieras.

Hoy también, si sigo, si sigues, con vida.


3 comentarios:

  1. Anónimo6/3/12 10:49

    Pozo baldío, alisios infinitos, alforja lastrada, ACRES TRAMPANTOJOS, no se sabe muy bien si se están mascando caramelos o cristales.
    Hasta al mirar las palabras se clava algo en el ojo. Aun así compensa, la belleza de semjante crac crac crac.Trampantojil,:)
    Arena

    ResponderEliminar
  2. Anónimo6/3/12 17:50

    No lo sabes tú...Lo que no sorprende.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo6/3/12 23:03

    Siempre con una evaluación por las nubes vacías. muchas gracias. son cristales puros y duros, lo que mascas, quise suavizarlo con caramelos. Una mezcla trampantojil, vaya.
    Entre agresividad verbal y divertmento.
    Sentimiento mútuo. El no sorprenderte a ti es un placer. Se ve a la legua quién es quién.
    Arena

    ResponderEliminar