domingo, 8 de abril de 2012

Mi Caracola.

La encontré en la cueva grande de la orilla.
Cuando bajó la marea.Entonces sí que me atreví a caminar hasta allí con los pies lamidos por el mar que iba y venía sin descanso.Todavía hacía calor, pero entre mi chapoteo y el empuje del mar, logré saborear muchas chispas saladas.
Por allí cerca, a escondidas miles de cangrejos se aventuraban con sus tenazas al aire.
Allí estaba mi hermosa caracola.Semienterrada, esperándo que mis manos la sacaran del frío batir de las aguas que susurraban canciones

Lenita


1 comentario:

  1. Muy bonito Lenita. Me han salpicado las olas.

    ResponderEliminar