viernes, 4 de mayo de 2012

Venganza callada

Contraté a aquel informático por intuición; parecía un chico manejable y así fue.
Nunca puso un pero; por urgente o difícil que fuera una tarea el contestaba: "sin problema".
Pero llegó la crisis y hubo que echarle. Se lo anuncié a las 9 y las 10 vino a despedirse aparentemente resignado.
Nunca pude explicarme como aquel muchacho de flequillo repeinado pudo vaciar los ordenadores en una hora. Los dejó limpios como si la empresa empezara a funcionar en el momento en que él salió por la puerta.


desasosegada


7 comentarios:

  1. Fue tan dócil en aceptar el despido, que incluso dejó limpio todo lo que había usado, dejando la empresa a punto para partir de 0.
    Muy actual y con un punto de comicidad encantador.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo7/5/12 9:51

      Efectivamente podemos decir que fue un chico muy "limpio" en todos los aspectos, jeje
      Un abrazo. marga.

      Eliminar
  2. Anónimo5/5/12 6:53

    ¿qué significa manejable en su relato? La pregunta me surje por la descripción que hace de la "laboriosidad" del informático asociandola (según he creido entender) a manejable. Y es una identidad preocupante, laboralmente hablando.
    Gracias por su segura respuesta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo7/5/12 9:46

      No, pretendía plasmar dos aspectos distintos un muchacho trabajador, con pinta de ser poco conflictivo.
      Un saludo. marga.

      Eliminar
    2. Anónimo7/5/12 9:53

      Me faltan dos puntos después de distintos, espero que no obstante se entienda lo que pretendo decir. Otro saludo. marga.

      Eliminar
  3. Anónimo6/5/12 9:39

    Sublime la forma de contar algo lamentablemente real. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo6/5/12 17:10

      Nos gusta el cachondeo!

      Eliminar