sábado, 26 de mayo de 2012

Tarareando sin cantar

Leudando masa madre parsimoniosa

Horneando vivos efluvios de pan

Dialogando con el hijo ausente

Escuchando sin oír la radio

Tarareando sin cantar Le Métèque

Interrogando la nostalgia deseada

Acariciando el vacío por venir

Saldando cuentas con arcas vacías

Eternamente esperando el momento soñado


6 comentarios:

  1. Leyendo.

    El gerundio tiene un qué sé yo que mantiene un pie en el presente y el otro en el presente del futuro inmediato. Por más que nos indiquen que no es tiempo de inicio de frase...ellos nos van llevando mientras nos dejan atrás.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por leer, Albada.

      Extraña lo de "por más que nos indiquen que [el gerundio] no es tiempo de inicio de frase...". ¿Quién "nos indica"...? ¿De dónde viene ese prejuicio?

      Eliminar
    2. ¡Eso digo yo!, con lo bien que queda esa forma no personal. Tanto uso adverbial cansa.

      Ya estaba pensando yo por qué me gusta tal cual. Porque redondea y aquieta la acción.
      Hay un fray Gerundio en mí que anda buscando ese estar estando. si me permites.

      Un saludo más.

      Eliminar
    3. Anónimo27/5/12 1:54

      Strumming my pain with his fingers
      Singing my life with his words
      Killing me softly with his song
      Killing me softly with his song
      Telling my whole life, with his words
      Killing me softly with his song

      Eliminar
    4. Preciosos tema, que Roberta Flack transmuta en aguijón de recuerdos.

      Gerundio 3. Saludos 2.
      Un último saludo, para empatar.

      Eliminar
  2. La poesía , parece ser que no tiene por que segir unas normas rígidas.
    Es el sentido que se le dé y la creatividad del que escribe.
    En la que se comenta hay un presente continuo y simultáneo, al que envuelve la última línes.
    Suena bien y tiene sustanciso sentido.
    annm

    ResponderEliminar