martes, 26 de marzo de 2013

En Su Sitio

Ese punto que flotaba, unos vientos inesperados, lo llevaron en direción equivocada. Lo que parecía luz, eran restos de un fondo de mar con fósforo de espinas; el campo verde eran ortigas. Fué rescatado y acogido en donde fue su origen convertido una burbuja envolvente.Protegía el cuerpo, adoranba el alma, y nutría la mente. Un placer recuperarlo, del vacío remitente.



2 comentarios:

  1. Demasiadas faltas de ortografía. ¡Hay que corregir!

    ResponderEliminar