lunes, 18 de marzo de 2013

SOS?Aquí Tierra enferma.

¿No sería más inteligente evolucionar humanamente…? Destinar nuestro tiempo y economía a que ningún niño quede hambriento. A dar educación, cultura, medicinas y justicia a los pueblos que hoy se hallan bajo el peso de la corrupción…buscar medios para acabar con la marginación en los guetos. Que la tecnología sirva para ayudar, no para destruir y condenar libertades. Que los poderosos den prioridad al cambio climático, a erradicar las miserias, a legalizar la droga y la prostitución para que no haya quién se beneficie y poder controlar y dar asistencia social y médica. A desmantelar las armas…porque esto querrá decir que no existen guerras. Tendríamos que empezar de cero, difícil situación movilizarnos para una nueva era…pero la propuesta queda arraigada en el aire… ¿resulta del todo imposible? -Febrero 2009-

Kim Bertran Canut

10 comentarios:

  1. Las drogas destruyen a las personas y la prostitución también. ¿Qué sentido tiene legalizar estas cosas? ¿Van a ser menos destructivas si fueran legales?

    ResponderEliminar
  2. Hay miles de argumentos sólidos a favor de que se legalice la prostitución y las drogas. Más control de la droga, eliminación de macarras y mafias explotadoras, eliminación del increíble gasto que supone tratar de luchar contra algo contra lo que no se puede luchar... Por otra parte, supongo que el alcohol y el tabaco no destruyen a nadie, al ser totalmente legales y estar bajo control del Gobierno...

    ResponderEliminar
  3. Anónimo19/3/13 9:50

    O sea como no se puede según tú luchar contra la droga ni la prostitución, hay que legalizarlas. Pues vaya argumento. Claro que se puede luchar contra estas dos lacras. De hecho se hace. Se detienen y encarcelan a camellos y mafias explotadoras, aunque queda mucho trabajo desde luego. Pero legalizar las drogas, no es ninguna solución, la población drogadicta aumentaría exponencialmente. Quizá habría más higiene y menos sobredosis mortales, puede ser, pero acabaríamos todos enganchados más o menos. Y si se legaliza la prostitución, seguiría habiendo un mercado negro a precios más baratos. Y el alcohol y el tabaco, claro que son drogas. ¿Quién ha dicho lo contrario?

    ResponderEliminar
  4. Bueno, en todo caso es mi argumento. Supongo que también estás por la ilegalización del alcohol y el tabaco, ya que estamos de acuerdo en que también son drogas. El hombre lleva drogándose desde los albores de la humanidad. Es cierto que ahora hay drogas cuyos efectos son altamente nocivos para el cuerpo, pero... ¿desde cuando prohibir algo ha sido la solución? ¿Fue la solución la Ley Seca? No, al contrario, la gente bebió más y bebió matarratas elaborados en alambiques caseros sin la más mínima garantía de higiene. Si la gente se droga, cosa que es innegable, creo que lo mejor es garantizar unas mínimas condiciones higiénicas. ¿Te parece mejor que la gente se chute en un descampado, en medio de un vertedero, con una jeringuilla compartida, o crees que es mejor que lo hagan en un centro con la higiene adecuada? Educación, apoyo al que quiera dejarlo, y control de las sustancias. Todo lo demás es derroche de dinero público intentando parar el mar.

    ResponderEliminar
  5. Sí, es cierto, el Hombre lleva drogándose desde los albores de la humanidad, pero pongamos que no sabía en ese entonces lo que se hacía. Hoy en día sin embargo se dispone de gran cantidad de información al respecto. El que se droga es porque le da la gana y por vicio. No es necesario drogarse o beber como un cosaco para vivir e intentar ser feliz. La gente que se droga o bebe en exceso es egoísta e irresponsable. Pero en algo de lo que dices estoy plenamente de acuerdo, la educación es la clave. Si tuvieramos un mayor nivel de educación y cultura, no haría falta prohibir este tipo de cosas. Conozco a gente que cambiaron el caballo por la metadona y lo único que han hecho ha sido empeorar. Se quitan el mono con la metadona y siguen poniendose caballo cuando pueden. La adicción a las drogas no se soluciona con otras drogas o mejores condiciones para drogarse, se soluciona dejando todas las drogas.

    ResponderEliminar
  6. Si tuviéramos la "sagrada obligación" de hacer que la gente deje las cosas que le perjudican no pararíamos... comida basura, televisión basura, educación basura... No seré yo quien le diga a la gente cómo tiene que vivir su vida. Un drogadicto puede matar por conseguir droga, un alcohólico también puede matar por conseguir un trago, pero las noticias están llenas de asesinos que han matado a causa de una educación deficiente, de unos padres que jamás deberían haberlo sido, a causa de una sociedad demente y asesina que prima el triunfo y la consecución de dinero y cosas superfluas a toda costa... No veo que nadie pretenda prohibir programas demenciales en la televisión, ni a los tarotistas embaucadores de ignorantes, ni mucho menos la raíz misma de la ignorancia, una política educativa que cambia cada dos por tres en razón de la ideología del gobierno mayoritario. Eso también es dañino, y mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hum...¿Cómo planteas estas cuestiones en la educación de tu hijo?

      Eliminar
    2. Pues es complicado, la verdad. Entre otras cosas porque los niños no vienen con manual de instrucciones, y además tienen la bendita virtud de plantear cuestiones que ponen en solfa nuestras contradicciones. Un niño te pregunta por qué la policía te puede detener por drogarte, pero sin embargo un señor te puede vender algo que está más que demostrado que mata, y mucho, con la aquiescencia estatal, y tú te quedas sin argumentos. Sí, es complicado.

      Eliminar
  7. Un drogadicto o un alcohólico que mata por la dosis, no son más que asesinos. Que todo el peso de la ley caiga sobre ellos. La educación deficiente tampoco es una justificación para matar a nadie. Solamente hay una razón válida para matar a alguien que yo sepa, y es en defensa propia. Que la televisión ofrece programas demenciales es cierto, pero nadie está obligado a verlos. La tele es nociva, no abusen de ella. Ah, y por cierto, la raiz misma de la ignorancia no es ninguna política educativa al uso. Educar a alguien es un arte. Requiere mucha paciencia y conocimientos. No hablo de los ríos de España y cuántos gramos tiene un kilogramo y pico, esas cosas son anecdóticas. Es un placer hablar contigo, Andrés. El último comentario es tuyo. Saludos y buena suerte. Y también al autor del relato.

    ResponderEliminar
  8. Pues te podría decir que un drogadicto o un alcohólico es una persona enferma, y que su adicción le ha llevado al extremo de no discernir entre el bien y el mal, o a simplemente obviarlos para satisfacer esa necesidad. También podría decir que hay quien mata por una bandera y se le considera un héroe... Dices que la tele es nociva, que no se abuse de ella. Vale, pero no hablas de prohibirla, ni de perseguir a quien aturde la inteligencia de toda una generación con basura televisiva. Respecto a la educación, estoy de acuerdo contigo hasta cierto punto. Bien es cierto que la educación recae sobre los padres, pero yo cada día dejo que a mi hijo le llenen el "disco duro" durante seis horas, y no tengo control alguno sobre qué le enseñan. Aparte del respeto que me merece la profesión de maestro, tengo la impresión de que las sucesivas leyes educativas de los gobiernos están encaminadas a homogeneizar por lo bajo a los niños, coartando sus iniciativas intelectuales, por simple ignorancia o por pura malicia. Insisto, las drogas pueden ser un problema, pero prohibiéndolas no estamos llegando a ningún lado, como creo que ya quedó demostrado en la Ley Seca. También ha sido un placer, servidor ha llegado a un punto en el que no pretende tener la última palabra, sino solamente debatir con gente con unos mínimos intelectuales, como es el caso. Saludos igualmente.

    ResponderEliminar