sábado, 18 de mayo de 2013

El hombre bala y el interiorismo

Mi novio trabaja como hombre bala. Cuando pierde el último tren a casa, me envía un mensaje para que deje la ventana del dormitorio abierta, su índice de aciertos hasta ahora es del 99%. He visto que la vecina ha colgado una diana en la pared. Mi vecina es muy moderna, siempre está a la última en tendencias de moda para el hogar... aunque, nunca me había preguntado por ese 1%.



4 comentarios:

  1. ¡Qué cabroncete! aunque si hace honor a su apelativo "hombre bala" poco debes preocuparte, según entra sale. Relato ameno, divertido y bien llevado, en mi opinión, claro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Ramón. Anoche dejé la ventana cerrada, se acabaron los meteoritos fugaces. Yo decido quién orbita y quién sale despedido de mi galaxia ;)

      Eliminar
  2. Siempre he pensado que es una suerte no ser un buitre porque me las vería moradas para atinar en el agujero de mi domicilio, mujer-bala ni te cuento...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es arriesgado, sí.

      Eliminar