viernes, 31 de mayo de 2013

Los sonidos del silencio

El sonido del pasado nos acompaña para siempre; hay músicas que nos transportan a la adolescencia, frases que resucitan a personas ya perdidas y timbres que nos hacen sentir libres como si ya hubiera acabado una clase. Por eso, siempre prensé, que echaría de menos tu voz; esa voz que dulce o crispada, me acompañó durante media vida, pero no fue así, Unos timbres sustituyeron a otros y la vida siguió, con otros sonidos, pero siguió. Pero hay una circunstancia en la que nunca he podido sustituirte… en el silencio. El silencio ha dejado de abrigarme y de ser un refugio frente a las tormentas. Ahora el silencio tiene que ver con la soledad y el desánimo. Ahora el silencio se ha convertido en tu ausencia.

desasosegada

8 comentarios:

  1. Hermoso juego paradójico. A veces el silencio compartido puede ser cálido y elocuente. Algo que nunca entenderán ciertas insoportables cotorras reencarnadas en personas. Enhorabuena, Marga.

    El Manco

    ResponderEliminar
  2. Anónimo1/6/13 12:57

    Ciertamente, el silencio entre dos es maravilloso, un regalo exquisito.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo1/6/13 14:29

    Nos gustaría conocerte, escribes como los ángeles y también a nosotros el silencio nos inspiró para nuestra canción.

    Un abrazo de Simon & Garfunkel

    ResponderEliminar
  4. Anónimo2/6/13 12:04

    Vale, pero no habéis sido los únicos. Yo también hice una película que se titulaba "El Silencio".

    Ingmar Bergman (desde la tumba)

    ResponderEliminar
  5. Anónimo2/6/13 12:07

    A mí el que me gusta es el de los corderos.

    Aníbal Lecter

    ResponderEliminar
  6. Anónimo2/6/13 22:50

    ¿La cabeza de cordero es cordero?

    Faemino y Cansado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo3/6/13 0:41

      Hasta el rabo todo es toro

      Manolete

      Eliminar
  7. Mira tú por donde el silencio hace hablar...
    BUeno pues nada, en boca cerrada no entran moscas, jeje.

    ResponderEliminar