domingo, 9 de junio de 2013

Preferentes

Nada sospeché cuando mi agente de viajes me pasó a la trastienda y me ofreció viajar por el tiempo. “Es un paquete especial, sólo para clientes preferentes”, dijo. Me escamó la palabra “preferentes”, pero me sedujo el atractivo de aquella oferta extraordinaria. “Apenas tiene riesgo y ofrece un gran interés”, añadió. Después explicó que dicho viaje no se hacía por transporte normal, sino por vía química. Bastante lógico, pensé. Firmé los papeles, pagué, y el día señalado me presenté en la agencia donde, nuevamente en la trastienda, mi agente me informó de cómo se administraba el fármaco: “Yo mismo le pondré el supositorio, no le dolerá”. Pero a la hora de la verdad noté como si me partieran en dos. Miré hacia atrás desencajado y vi a mi agente con el pantalón bajado y los ojos en blanco. “Disfruta del paquete, cariño. ¿No notas su enorme interés?”

El Manco del Espanto

13 comentarios:

  1. Anónimo9/6/13 0:39

    Últimamente ha habido aquí relatos con un exquisito gusto poético, por cierto de las componentes femeninas de este club. A su lado casi me avergüenza firmar esta salida de tono. Nunca había estado mi pseudónimo tan justificado. Pero de todo tiene que haber en la viña del Señor

    El Manco

    ResponderEliminar
  2. Anónimo9/6/13 0:52

    wooooh!!!! De todo, todo, todo, parece ser. Hay que impacta.

    ResponderEliminar
  3. ¡Joder manco! estás sembrado...Vaya hatada a reír.

    ResponderEliminar
  4. Me alegro de que le veas la parte divertida, aunque es tirando a tragicómico. Gracias y un abrazo, Ramón María.

    El Manco

    ResponderEliminar
  5. Soez a la vez que supuestamente gracioso.

    Gracioso a la vez que ciertamente soez.

    Graciosamente (?) soez.

    Soezmente (?) gracioso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Aaa... mennnnn...!

      Eliminar
  6. Anónimo12/6/13 1:05

    ¡Jajaja! Por un momento pensé en Videodrome.
    Manco, como te pillen los inquisidores del blog... A mí con "Memories" me pusieron fina.
    Esta anónima sí es tu gata, la otra no.
    Besos felinos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y tú qué haces poniendo mensajes de madrugada? Las gatas buenas, a dormir.

      No he visto Videodrome, ni siquiera sabía que existía, después de tu mensaje me he informado un poco, la pillaré cuando pueda.

      Ya ví hace un tiempo lo de "Memories". Más que Inquisición era patosería, en este blog por suerte es más bien la excepción, me parece. Pero te defendiste y te defendieron bien.

      Mordisquitos caninos.

      El Manco

      Eliminar
    2. Volvía de rondar los tejados y hasta que encontraba la postura y se mullía el colchón, se me ocurrió que cierto canino de imaginación prolija podría haber hecho alguna de las suyas.
      No gasto manicura francesa pero tengo las uñas afiladas.
      Miau!

      Eliminar
    3. No me cabe duda. Pero tampoco me cabe duda de que también saber ronronear y juguetear con ovillos de lana.

      ¿Volverás a firmar tus relatos? Ya ves que es arriesgado esto de andar con adivinanzas.

      El Manco

      Eliminar
    4. Anónimo13/6/13 0:46

      Y apasionante que te quieran adivinar, buscándote con ansias, en la piel de otras gatas, pero Maggie solo hay una.
      Buenas noches, los tejados ya empiezan a caldearse con el calor vespertino.

      Eliminar
    5. ¡¡ Glup !!

      El Manco. Y mudo. ja. ja

      Eliminar
  7. Mira que te lo tengo advertido "cuidadito con la publicidad, es casi siempre engañosa" jeje
    Un saludo.

    ResponderEliminar