lunes, 4 de agosto de 2014

Luna llena sobre la tierra prometida

Estampidas de luz y humo inundan la noche ardiente, desgraciadamente, esto no es una fiesta.

Con los niños en brazos y lo imprescindible en una mochila, echamos a andar, “quizás buscando la vida o buscando la muerte, eso nunca se sabe”

Como la mujer de Lot no puedo evitar mirar atrás y veo alzarse columnas de humo en lo que hace un momento era nuestra casa.

La luna llena ilumina las hileras humanas al borde de la carretera y torna blanquecinos los aterrorizados rostros.

Tal vez tengamos suerte y podamos cobijarnos en algún lugar.

Tal vez podamos pasar allí una noche tranquilos, sin bombardeos, ni muertos.

Tal vez la buena fortuna permita que podamos llegar a un campo de refugiados donde nos espera el hacinamiento, el hambre y la inhumanidad absoluta, pero conservemos la vida.

Tal vez llegue un día en el que sobrevivir no sea el único objetivo.



desasosegada

3 comentarios:

  1. Anónimo4/8/14 18:37

    Marga , te veo sensibilizada con el tema palestino. No es para menos, ojalá se acabe ya. No me pasa desapercibido tu pequeño homenaje a Silvio Rodriguez.

    Un abrazo de El Manco.

    ResponderEliminar
  2. Tienes razón en todo, Manco.
    Efectivamente el tema de Gaza me agobia.
    Y efectivamente cito a Silvio Rodriguez, no pude reprimirme, es que me parecía que venía al pelo la preciosa frase.
    Muchas gracias por tu lectura y tu atención.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. La verdad es que, salvo el título, bellísimo, lo demás te hierve la sangre. Ojalá esto se acabe pronto. Abrazo.

    ResponderEliminar