jueves, 30 de septiembre de 2010

De fiesta (Cormoran)

Fue la noche perfecta. Salí de fiesta y como es costumbre, según se avanza en la noche, los amigos nos van dejando por la conquista sexual. Yo suelo ser el más rezagado, me cuesta triunfar, así que tengo que esperar al amanecer y a que el alcohol nuble cualquier nitidez de la realidad. Al día siguiente la descubrí entre las sabanas, preciosa y serena, dulces voluptuosidades me daban los buenos días. Cuando se levantó para ir al baño, descubrí que éramos del mismo sexo. Aun sigo con ella.

2 comentarios:

  1. Tagore1231/10/10 10:11

    Me encantan los finales tipo "con faldas y a lo loco". "Nobody is perfect", "Nadie es perfecto" mientras sus ojillos le seguian mirando embelesado a pesar de haberse quitado la peluca y dejar claro a todas luces que también era un hombre. Buen relato. ENhorabuena

    ResponderEliminar
  2. Coincido con tagore, cormo, un buen relato con final sorpresa.

    ResponderEliminar