viernes, 24 de septiembre de 2010

Eduardo

Supe lo de Eduardo por una plancha, si bien el rumor había corrido ya entre los platos hondos de la vajilla. Dominaba todos los dialectos de la casa, incluso el de las pinzas para la ropa, a pesar de su dificultosa pronunciación. Según dijeron, hablar a las cosas es patológico y decidieron internar al "políglota del hogar". Una pena, porque yo quería enseñarle todos los secretos del lenguaje de los cajones…

Blastocito


6 comentarios:

  1. Muy imaginativo, me gusta Blastocito.

    ResponderEliminar
  2. Yo creo que, de momento, es una ocurrencia... pero con muchas más posibilidades narrativas de las que le has sacado... es cuestión de insistir

    ResponderEliminar
  3. Gracias Eunuco
    Efectivamente, juanxxi, no es más que un ocurrencia de pasillo de facultad entre clase y clase. Pero en cuanto a las posibilidades narrativas ¿podrías ser más específico? Porque yo tengo la sensación de que la ocurrencia da más juego que un microrrelato, de hecho tuve dificultades para acortarlo hasta ese punto y me pregunto si realmente ha sido un acierto o debería buscarme otro políglota y desarrollar esta idea como un relato breve/cuento

    ResponderEliminar
  4. Me refería a que creo que has descubierto una herramienta ("el poliglota del hogar")que te puede permitir muy distintas historias: alguien que logra hablar con los objetos debe de tener miles de historias más "significativas", con más profundidad que este micro. Esa "comunicación" te da alas para ir a donde quieras... Un enfado con la plancha por x, la sospecha de que la tostadora no te cuenta toda la verdad, no sé ... y no sé si me explico...

    ResponderEliminar
  5. veintiuno25/9/10 13:25

    Estoy de acuerdo con juanxxi, has encontrado una mina y lo que si intenta decirte es que a pesar de que el micro es bueno. Ese filón te da para muchísimo más. Por ejemplo, a Juanjo Millás, los zapatos que expresan, le dan para varios libros, ect. Pero muy bueno....

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias a los dos. Lo he entendido sí y ¡es genial! gracias

    ResponderEliminar