miércoles, 8 de septiembre de 2010

Hacha




3 comentarios:

  1. Hecho el hacha, me concentré en la cara del asesino.
    Hice un maginfico trabajo, francamente, hasta mi representante sonreía mientras llamaba al museo de cera.
    Títular "El País": Brutal asesinato en serie en una comunidad del Paseo Recoletos.
    Duermo mal, llevo dias sin salir de casa

    ResponderEliminar
  2. alsquare8/9/10 20:55

    Cuando recibió los objetivos del año se resignó a su cumplimiento. Las primas por productividad y el instrumental limpio ante cualquier inspección eran aceptables, pero medir la satisfacción del cliente y evitar reprocesos se le antojaban caprichos del jefe. - Ya ha vuelto de otro curso de liderazgo- pensó mientras se cubría la cabeza. Cogió el hacha y subió al cadalso.

    ResponderEliminar
  3. Tagore 1239/9/10 14:47

    Los ojos se le llenaron de locura y tristeza al saber que esa noche dormiría en la residencia. Entonces lanzó el hacha:su súplica directa al corazón del hijo. Por favor, ¿no tienes una cama para mi en tu casa? Aunque sea duermo en un rincón de la cocina, hijo.... A él se le llenaron los ojos de lágrimas y la garganta se negó a tragar saliva.
    Se marchó con la cabeza baja y el corazón herido de muerte.

    ResponderEliminar