martes, 28 de septiembre de 2010

instantes

¿Acaso es tan difícil hacerse entender?. ¿Qué camino atraviesan las certezas desde que son alumbradas hasta que llegan al papel?. ¿Por qué pesan más los matices que la obra en si cuando esta visita el aire exterior?. No tomó notas y cayó rendido al sueño. Al despertar, solo tenía hambre. Tenía muchas respuestas pero no recordaba las cuestiones. Cada vida esta hecha de millones de instantes, solo hay que hilvanarlos y darles continuidad. Solo así, -pensó-, tendría un destino.

21


2 comentarios:

  1. Me gusta tu prosa, tus reflexiones. “Hilvanamos los instantes” y hacemos con ellos un manto de historias, que luego nos arroparán en las noches frías…

    ResponderEliminar
  2. veintiuno28/9/10 17:11

    @Sara Lew
    Gracias, Sara. Espero mejorarlos con el tiempo. Para que entre todos interpretemos los pequeños submundos, que dan origen al mundo en el que vivimos.

    ResponderEliminar