sábado, 23 de octubre de 2010

¿Qué ocurre, doctor? (2ª parte) - (papelylápiz)

... / ... (continuación)

Y es cuando asoman todos esos rostros,
con su expresión y sus nombres en un veloz repaso que no
                                                                    entiendes, pero luego
sólo ves a tu madre,
sólo ves a ese niño de barrio en la ciudad que dejaste,
y te da por recordar aquella espera
del tren, escuchando su avance sobre los raí­les,
toda la pandilla calculando su distancia,
todos esos corazones agitados con el silbo de la locomotora,
pero sabiendo retirar a tiempo
la cabeza.

5 comentarios:

  1. Me resulta curioso que lo llames poema, cuando es muchísimo más narrativo que muchos textos de los que escribimos aquí.Alejado del intimismo y lirismo de sensaciones y sentimientos, nos muestras sus recuerdos y sus palabras... Yo no entiendo nada de poesía (sólo tengo debilidad por la sensibilidad vital de Joan Margarit) pero este poema me parece... todo un relato.

    ResponderEliminar
  2. A mí me ha conmovido esta vuelta al comienzo del comienzo. Tal vez es nuestro asidero cuando nos encontramos perdidos en la frenética actividad de una gran ciudad, que nos desorienta y nos aleja de nuestras esencias. Momentos de reflexión, como los de este parque, nos reencuentra con lo mejor de nosotros. Y el lector agradece al escritor sensible y hábil que se lo recuerda.

    ResponderEliminar
  3. papelylápiz24/10/10 1:44

    Efectivamente, es un poema (o lo que sea) que relata. Relata algo muy reciente, y no precisamente en una gran ciudad. Si os ha gustado algo, me alegro. Sí es cierto que hay un símbolismo sobre el círculo de la vida, no por analogía sino por contraste, no por sentimiento de vida sino por sentimiento de muerte.

    ResponderEliminar
  4. Estupendo, me gusta. Tiene todo lo que ha de tener un buen relato y un buen poema. Gracias.

    ResponderEliminar
  5. papelylápiz24/10/10 12:03

    Sara, aprecio mucho todas las opiniones, pero la tuya viene además arropada por tu experiencia personal en poesía. Muchas gracias.

    ResponderEliminar