viernes, 29 de octubre de 2010

INDICIOS

Sucedió a comienzos de un otoño. Lidia decidió invitarme a cenar para celebrar su cumpleaños. Abrí el zapatero y lo encontré lleno de sandalias y deportivos. Nada me pareció decente para esa cena. Mi padre me había dicho que la madurez siempre avisa su llegada de un modo clarificador, y yo lo confirmé aquella tarde mientras compraba en unos grandes almacenes, cuando comprobé que en la planta de caballeros habían incluido una buena selección de modelos de corte muy juvenil.

juanxxi


3 comentarios:

  1. papelylápiz29/10/10 20:42

    Entiendo que el final del micro deja veladamente clarificado que ese indicio revelador es que al personaje le sedujeron esos modelos de corte juvenil. Muy acertado.

    ResponderEliminar
  2. Pues tendré que tocarlo... Llega un día que la sección de jóvenes nos tira para atrás y que la de caballeros no nos parece tan seria... y pensamos que es un tema externo, cuando lo que ocurre es que ya estamos más cerca de caballeros que de jóvenes... esa era la intención Toca reeeeeevisión. Gracias

    ResponderEliminar
  3. Y lo mejor de aquella sección era aquella mujer de buenas curvas y escote generoso, cuyo tacto en la prueba del calzado, si que me hacía rejuvenecer. Más tarde bajé a la planta juvenil, solo por cotillear, claro está, y cual fue mi sorpresa que su empleada, también más juvenil, me atraía menos. Decididamente ya no soy un chaval.

    ResponderEliminar