miércoles, 20 de octubre de 2010

La llamaban loca...

Siempre asomada a su ventana. La loca. No salía nunca a la calle, ni ella ni su perra. Las mujeres del barrio le hacían la compra y los recados. Unas por lástima y otras de puro miedo. Un día, se quedó atrapada en su propia casa. Llegaron los bomberos. Cada puerta de cada habitación, estaba cerrada con su candado, cerradura y llave. Todas distintas."¿Tiene miedo que la violen?" le dijo el bombero, socarrón. "Tengo miedo que me encuentren" dijo la loca, con total convicción.
Damadeltablero.

5 comentarios:

  1. Soberbio, soberbio, lo digo en serio.

    ResponderEliminar
  2. veintiuno21/10/10 9:54

    Me estoy imaginando al personaje. Da mucho juego esa excentricidad. Es un relato muy bueno, damadeltablero. ¿Has calculado lo que debe de pesar el juego de llaves?.

    ResponderEliminar
  3. damadeltablero21/10/10 22:25

    Gracias, josé javier. Muchas gracias. Me alegro que te llegue mi relato, me gusta "tocar" a las personas.

    ResponderEliminar
  4. Muy bueno, damadeltablero, sino que en parte, mi identifico, porque muchas veces no tengo ganas de que me encuentren.

    ResponderEliminar
  5. Bueno, dama, yo intenté entrar en google para corregir el texto, pero es complicado, (no tengo cuenta) así que te cuento que lo que quería decirte (y se me escapó mal) es que me parece muy bueno por la forma en que lo planteas y me has "tocado" porque en parte me identifico, ya que muchas veces no tengo ganas de que me encuentren, además, tengo una prima con una casa grande que cierra todas las puertas con llaves (arriba y abajo) y tu mr me la ha recordado.

    ResponderEliminar