domingo, 3 de octubre de 2010

microtributo (21)

Una tarde de bochorno, en ese mes paralizado, a esas horas que uno busca refugio en el aire fresco de las máquinas, la intuición te lleva a una página multidireccional. No sabes como funciona el artilugio pero no es impedimento para progresar. Escribes algo.... esperas que pasa. Piensas, te arrepientes. Vuelves a entrar, sales. Te pones a leer a ráfagas, sin terminar uno, empiezas a ojear otro, y otro. El destino te ha regalado un puñado de almas con las que intercambiar palabras y desencuentros

7 comentarios:

  1. El destino, el azar y los deseos acaban regalando un puñado de almas con las que intercambiar sueños,encuentros,fantasía y hasta abrazos de tinta.La palabras sólo hablan con gramática y sintaxis.La almas en muchas ocasiones encuentran biombos parciales para un desnudo integral en espacios virtuales.
    ...Un blog

    ResponderEliminar
  2. De alma a alma, me gusta 21.

    ResponderEliminar
  3. veintiuno5/10/10 12:10

    @Albada
    Gracias por describirlo, Albada.

    ResponderEliminar
  4. veintiuno5/10/10 12:11

    @Eunuco
    No quise pasar por alto, ese momento en el que contacte con todos vosotros/as y llegué para quedarme. Gracias Eunuco.

    ResponderEliminar
  5. gracias por haberte quedado, 21

    ResponderEliminar
  6. veintiuno6/10/10 0:13

    @mirina
    Gracias a ti, por estar siempre ahí. ¿Como no voy a quedarme?, ¡si puedo volar como un Cóndor, bucear las profundidades observando los azules del océano y sobrevivir a una tormenta. Observar la luna con unas docenas de ojos diferentes; hasta ser felino si me apetece y surcar las nieves de la Siberia hasta dar caza a mi presa y volver a mi cama y seguir soñando, sabiendo que cada día volveré a vivir una historia diferente y un grupo de personas encantadoramente extraordianarias me van a hacer vivir lo imaginado y hasta me sorprenderán con sueños jamás esbozados!. Gracias de nuevo, Mirina.

    ResponderEliminar
  7. @veintiunoEres increíble, ahora sí que te has pasado y lo bonito que te ha quedado, venga, tigre, no nos mimes tanto, mímate un poquito más a ti, ;)
    Siento sonar aburrida, pero tengo que decirte gracias otra vez. Bueno no, esta vez, probaré una reverencia. Reverencia de cabeza, tigre.

    ResponderEliminar