domingo, 3 de octubre de 2010

Malas noticias

Escribía sobre ti cuando sonó el teléfono. Eras tú. –Tengo algo importante que contarte- señalaste. En ese momento intuí lo que dirías. Lloré pensando que no servía de mucho la intuición, si la distancia no me permitía estar a tu lado y consolarte.

saryle


3 comentarios:

  1. Es verdad, saryle, la trampa más peligrosa que tiende la distancia a sus residentes habituales es hacerles creer que no existe. Pero existe. Y no hay intuición ni tecnología que la acorte. Buen micro y si no es ficción pura, un abrazo, que no hay peor dolor que no poder estar.

    ResponderEliminar
  2. Gracias mirina. Desearía que fuese ficción. Desgraciadamente, la realidad a veces es un buen micro.

    ResponderEliminar
  3. Tagore1234/10/10 15:41

    Sara,un abrazo. (sobran las palabras)

    ResponderEliminar