martes, 5 de octubre de 2010

olvido

Tu ausencia me exaspera, especialmente en las tardes lluviosas y solitarias donde todos están a cubierto, me detengo y me irrito, al no hallarte donde creí estabas. ¡Por qué me falta tu calor cuando más lo necesito!. Seguiré buscándote en personas ajenas y sufriré el bochorno de encontrarte aún sabiendo que te tengo. No vuelvas a olvidarte, cuando a fumar vas a empeñarte.

4 comentarios:

  1. muy profundo, me encanta!! deberias firmarlo

    ResponderEliminar
  2. veintiuno6/10/10 17:47

    @anamaria
    Siento decepcionarte, anamaría, solo fue una expresión que quise describir de cuando me dejo el encendedor en casa y no caígo hasta que me pongo el cigarro en la boca y no se como darle lumbre. Pero muchas gracias por imaginar otra cosa. Solo tienes que poner la mente en blanco antes de leer y no te mezclará lo que lees con lo último que estabas pensando. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. oh!no, no me decepcionas, me sorprendes con lo del encendedor, algo tan evidente que la última frase no la encajaba y mira porqué era, tu imaginación es infinita, sin duda, la respuesta a mi simple comentario no te ha dejado precisamente la mente en blanco,muy buen relato veintiuno, insisto en que me sigue pareciendo muy profundo para un simple encendedor, es lo que tiene la lectura, libre interpretación

    ResponderEliminar
  4. veintiuno8/10/10 14:38

    @anamaria
    Me alegra enormemente que aún a pesar de tratarse de un simple encendedor te siga pareciendo "leíble". Y gracias por tus halagos, aunque siempre he pensado que la imaginación está dentro de todos nosotros y solo es cuestión de alimentarla y no someterla a ningún tipo de atadura para que vuele libre y suba a lo más alto, convirtiendo una escena cotidiana en una acción intima y particular dando cuenta de nosotros en cada palabra. Muchas gracias, anamaria.

    ResponderEliminar