sábado, 9 de octubre de 2010

Pasión catalana

Después del puente, su vida estaba patas arriba. Un accidente fortuito la llevó hasta él. Ya un segundo antes del choque, se sintió atraída por su mirada penetrante y ávida, que parecía poseerla desde la distancia. En estos cuatro días, conoció el éxtasis que traspasa la piel y la conexión que comunica la charla cómplice. Él la acompañó por senderos desconocidos para sus sentidos. Se sentía como Desideria, pero la suya era "pasión catalana"…
Damadeltablero

2 comentarios:

  1. veintiuno9/10/10 13:29

    Me gusta damadeltablero. Has reunido todos en uno, (eskup). Mejor así, no te obliga a continuar y dejas volar la imaginación del lector, que siempre llena más, una historia por lectura. El magnetismo y la pasión se contagia. El guiño a Gala, directo con "La Pasión..."

    ResponderEliminar
  2. damadeltablero9/10/10 13:59

    @veintiuno
    Gracias, 21. Tenía que "cerrar" la historia. Se estaba desarrollando sola.

    ResponderEliminar