domingo, 31 de octubre de 2010

Rutina

Despierta. Mira. Camina. Vuelve a mirar. No ve nada. Sigue caminando. Titubea. Mira atrás. Nada. Un paso. Nada. Cierra los ojos. Los abre. A la derecha. Nada. A la izquierda. Nada. Un par de pasos más. Un sonido familiar. Falsa alarma. Nada. Sigue buscando. Se para. Se detiene y examina lo que parece un rastro. Nada. Desiste. Antes de dormir, tacha otro día en el calendario. Mañana, quizás otro.

Cronopio


1 comentario:

  1. papelylápiz1/11/10 17:43

    Un buen recurso, esa forma de escribir con palabras o frases cortas, para transmitir la sensación de que ocurren muchas cosas que no toman cuerpo en la vida de un día de rutina. Bueno, Cronopio.

    ResponderEliminar