martes, 12 de octubre de 2010

Secretos profesionales

Tumbada de lado, la observé un instante. Sin más dilación, le abrí la boca ampliamente y se la introduje hasta la garganta. Mientras, obviamente, ella mantenía los ojos cerrados; eso me tranquilizaba. Como marcando el territorio, realicé movimientos circulares. Sentí el paladar y uno a uno todos sus dientes. No había duda, era ella. Nunca pensé que conocería las intimidades de mi querida vecina, en la monotonía de una madrugada, examinando su cadáver. ¡Maldita guardia, se va a hacer larga!.

21


8 comentarios:

  1. uuuff!! 21, ya le estaba yo dando rienda suelta a mi imaginación!! muy bueno

    ResponderEliminar
  2. papelylápiz12/10/10 17:57

    Uf, Veintiuno, ¡vaya fuerza!, pero he terminado con complejo de malpensado, jajaja, respecto a qué introdujo el personaje. Y si estaba reconociendo o recordando otra situación anterior, ¿qué intimidades no conocía ya previamente de su vecina?.

    ResponderEliminar
  3. @anamaria
    Es bueno imaginar alternativas diferentes, como cuando una palabra cambia de significado, dependiendo del idioma. Tú adopta el que más te guste y estoy seguro que será el apropiado para ti. Gracias, anamaria.

    ResponderEliminar
  4. ¡Vaya fenomenal cambio de registro de tus mr. anteriores, Veiuntiuno! Coincido con los dos comentaristas anteriores que nos has llevado, malvadamente, por terrenos calenturientos antes de caer en la cuenta, aunque siempre te queda la duda, ¿verdad? Así que fenomenal, por mi parte.

    ResponderEliminar
  5. @papelylápiz Luis, la imaginación y el desarrollo, lo he dejado a libre albedrío de cada lector. Lo políticamente correcto o lo primero que nos viene a la mente. He introducido una variante por la que se puede interpretar de varias formas. Está en la primera frase. Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. @gabrielpalafox
    Gracias una vez más, Gabrielpalafox, como le digo a nuestros compañer@s, en comentarios anteriores, el miedo es libre y por lo tanto, proclive a extender terminaciones engañosas a diestra y siniestra. Me pareció el momento de quebrar las ediciones anteriores con un mr. transgresor.

    ResponderEliminar
  7. ¿Seré malpensada? He tenido que volver a leer el nombre del autor para confirmar que era tuyo. Vaya cambio de registro. BUen relato.

    ResponderEliminar
  8. @Tagore123
    Si tienes la memoria engrasada, que no lo dudo. Ya este verano en eskup, alternaba sensibilidad con realidad o crudeza y es que no solo de belleza vive el hombre. Siempre me gustó andar por los extremos, de todas maneras hay que pasar por el equilibrio para viajar a ambos lados. Gracias por leerme.

    ResponderEliminar